Av. Huayacán, a un costado de Residencial Aqua.

La importancia de la claridad

La importancia de la claridad

Hace un año, nos mudamos a una nueva casa en el centro de nuestro vecindario. Ubicada en una de las calles principales, es un lugar perfecto para ver pasar el mundo. Además de ofrecer docenas de oportunidades para relacionarse con los vecinos, también es un lugar muy interesante para aprender sobre la importancia de la claridad.

Nuestra casa está cerca de la piscina del vecindario, lo que significa que podemos ver a los niños andar en bicicleta mientras se dirigen a nadar durante el verano. Hace unas semanas, me di cuenta de algo sobre los grupos de ciclistas que pasaban por mi casa: la mayoría de ellos no llevaban casco. Eso no es para nada sorprendente, los niños a menudo no siempre usan sus cascos. Lo sorprendente fue cuántos de ellos tenían sus cascos con ellos.

Los niños no habían olvidado sus cascos en casa. No los habían dejado en casa de un amigo. No los habían perdido. No, los cascos suelen estar en una canastilla detrás del asiento o en sus brazos. ¿Por qué? Porque la claridad es importante.

La razón por la que los niños llevaban pero no usaban sus cascos es que en casa, una mamá dijo: «¡Asegúrate de llevar tu casco si vas a la piscina!» Ella quiso decir «usar», pero «llevar» no es exactamente usar. También puede significar cargar o poseer o simplemente «tener». Llevar es demasiado impreciso, poco definido, demasiado confuso.

¿Es eso un enorme acto de desobediencia? Realmente no. ¿Alguien de mi generación alguna vez usó un casco cuando era niño? Realmente no. ¿Aunque importa? Si.

Como padre, es tu trabajo hablar con claridad. No porque tus hijos se aprovecharán de ti todo el tiempo, sino porque ayuda a establecer límites. Ayuda a comunicar claramente las expectativas. Hace que obedecer sea mucho más fácil. La claridad es un regalo que le das a tus hijos y a ti mismo.

«Usa y abrocha tu casco». Esa no es una oración complicada, pero es clara. Ten en cuenta que agregué «abrocha» porque llevarlo suelto tampoco sirve.

Los niños son increíbles, pero también son abogados naturales. Si dejas un vacío, lo encontrarán. Apunta a la claridad tan a menudo como puedas.

Por Jon Acuff

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.