Av. Huayacán, a un costado de Residencial Aqua.

Los amigos son hermanos por elección

LOS AMIGOS SON HERMANOS POR ELECCIÓN

No siempre he sido una buena amiga. Es más, creo que es algo que aprendí a hacer recientemente. Verás, cuando era adolescente, para mí era simple desaparecer del mapa de la amistad cuando alguien hacía algo que realmente me dolía. Así lo viví con amigas de la primaria y secundaria, yo no era el tipo de persona que se ofendía con facilidad, pero ciertas actitudes detonaban una parte en mí que al dolerse, prefería huir.

La amistad me parecía una gran proeza. Y lo es. Porque requiere compromiso, salir de la zona de comodidad para dar a tu amigo lo que necesita, implica escuchar, perdonar y muchas veces pasar por alto los defectos del otro, aceptándolo como es. Ser amigos significa mucho más que reírnos juntos (aunque esa es una parte divertidísima y diría yo, que indispensable) significa que no somos hermanos por sangre sino por elección.

Conforme fui madurando, el Señor puso en mi camino muchas personas diferentes, de las cuales elegí a mis amigas. Las elegí por la confianza, confidencialidad, respeto y soporte mutuo que fuimos construyendo. Esto me hace pensar en Jesús, quien teniendo miles de personas a su alrededor, seleccionó a unos cuantos de su entera confianza, podríamos decir, sus amigos. Es decir, no todas las personas que se cruzan por nuestro camino serán nuestros amigos, debemos elegirlos.

Pero con sinceridad te digo que no fui capaz de ver las bondades de una verdadera amistad hasta que ésta fue puesta a prueba: El 12 de diciembre de 2017 perdí a mi primer bebé, con ocho semanas de embarazo. Mi corazón se llenó de tristeza y mi cuerpo de dolor. Te cuento, ellas se presentaron en la habitación de hospital sin preguntarme, me llamaron, llevaron flores, donas. Otra de ellas llevó comida casera a mi casa el día que salí del hospital, otra se presentó un día con ponche, otra me visitó para acompañarme a desayunar. Fui cubierta en amor por su amistad. Cada una de sus acciones fue una declaración de amor hacia mí. Entonces me di cuenta que la amistad es una red de emergencia ante las crisis y un instrumento que el Señor usa para mantenerte en su camino.

Entendí que es vital contar con esta red de emergencia, porque en algún momento tu corazón tendrá dudas acerca de cuál es el camino en Cristo, te enfrentarás a decisiones importantes o a pérdidas que pueden hacerte soltar la esperanza. Y tus amiga(o)s, te cubrirán con un amor sincero que te hará regresar siempre a Cristo.

Por eso, debes seleccionar a amiga(o)s que sean capaces de cumplir este propósito de re-direccionarte a Cristo.

En el apartado Recuerda, te dejo algunos tips para identificar a una amiga(o) de bendición. Te sugiero que medites sobre estas características con calma, analices tus amistades, tu forma de ser amiga(o) y qué opinaría Cristo al respecto.

Los amistad conforme los planes de Dios, ayuda a sanar.

En todo tiempo ama el amigo, para ayudar en la adversidad nació el hermano. Proverbios 17:17

Confiésense los pecados unos a otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos. Santiago 5:16

Recuerda

Tips para elegir a un amigo(a) de bendición:
Busca que ya esté siguiendo a Jesús.
La confianza y confidencialidad es vital para una amistad.
Que sean personas que se preocupen sinceramente por ti.
Busca personas que estén dispuestas a renunciar a su comodidad para acompañarte en un momento difícil.
Fíjate que sean personas que te atraigan a lo bueno, y no a lo que “todo mundo hace”.
Que sea una persona que te acepte como eres.
Que sea una persona con la que puedas orar.

Por último, cultiva todas las características anteriores en ti mismo, para que puedas atraer a este tipo de amiga(o)s a tu vida.

Oración
Mi hermoso Jesús, tu diseñaste de forma perfecta la amistad, como una figura de servicio y amor al prójimo, una manera que tenemos para crecer nuestra familia, haciendo hermanos a nuestros amigos.

Padre, dame sabiduría para identificar a los amigos que serán un instrumento tuyo en mi vida. Y muéstrame cuando se trate de personas de las que debo alejarme.

También te pido mi Señor, que moldees mi carácter para crecer en amistad por otros y ser bendición y ayuda a sus vidas.
Por: Adriana Monroy Ojeda

Leave a comment