Av. Huayacán, a un costado de Residencial Aqua.

Este es el día

Este es el día

“Este es el día que el Señor ha hecho, regocijémonos y alegrémonos en él”.- Salmos 118:24

El 3 de diciembre del año pasado, mientras cenábamos, y platicábamos de nuestros anhelos y sueños, mi amiga y yo hicimos el compromiso de vernos para cenar exactamente dentro de un año, y mirar hacia atrás para ver cómo terminaría de contarse la historia de muchos de nuestros sueños.

Este compromiso me causa especial emoción, creo que será interesante contrastar la perspectiva de ahora con la que Dios ponga en nosotros dentro de un año. La verdad, creo que no tenemos idea de las cosas tan grandes que ya tiene preparadas.

Estoy empezando el año con mucha ilusión, muchos planes y anhelos siguen vivos dentro de mí y mi corazón se emociona cuando imagina que este podría ser el año, este podría ser el ansiado año.

Quizá empezaste 2020 con muchos planes, esperando un milagro o expectante, como yo.

Soñar, planear, esforzarte, es algo a lo que estamos llamados. Debes hacerlo. Fijar metas es algo divino, Jesús mismo vino al mundo con una meta específica qué cumplir.

Así que hazlo, escribe tus metas y sueños, no tiene que ser Enero para hacerlo. Haz una lista y asegúrate que sea suficientemente retadora, y que en ella venga incluida la forma en que la cumplirás, es decir, la estrategia que seguirás, las acciones que debes realizar cada día para mantenerte alineado a lo que has escrito (por cierto, si tu lista de metas no viene acompañada de la estrategia, solo es una lista de buenos y hermosos deseos irrealizables).

Y mientras lo haces, mientras escribes tu lista, en el transcurso de cada día que pasas trabajando por esos sueños, recuerda que. “…este es el día que el Señor ha hecho para ti.”

Lo que quiero decirte, es que con todo y lista, plan y estrategia, debemos estar abiertos siempre, permanentemente, a que cada día será diseñado por Dios y solo por eso, sin importar las complicaciones, será un buen día.

Así que escribe tu lista, trabaja por ella, apasiónate, pero no te enamores de ella, debes tenerla en la mano pero darle la pluma al Señor, quien la reescribirá, tachará, aumentará y sin duda, mejorará a un punto que no tenemos idea.

Si entraste con esta mentalidad a 2020, este año, sea lo que sea que traiga, será extraordinario, no habrá forma de frustrarnos, porque habremos reconocido de antemano, que cada uno de los 365 días son los que Dios ha hecho para nosotros.

¿Te imaginas al Dios del universo planeando cada detalle de tu día?

Este año traerá vivencias que no te gustarán, que te incomodarán, pero si sabemos que incluso aquellas, fueron diseñadas por Dios, entonces podremos llamar a 2020, un increíble año, sea lo que sea que traiga consigo.

Amigo querido, sin importar cuál sea el sueño, el milagro, la expectativa, este es el día que el Señor ha hecho para ti. Este día, hoy, y cada uno de los 365 días de este año, fueron diseñados por Dios para ti.

Continúa este año dando gracias por cada minuto que Dios pensó y planeó para nosotros en 2020.

Y que no se nos escape un día sin recordar Salmos 118:24.

Este es el día. Hoy es el día.

Oración

“Padre, tú actúas en cada uno de mis días. Yo sé que hoy, fue diseñado por ti, tal cual está. Por eso lo disfruto y me alegro, incluso cuando las cosas no resultan como lo he planeado. Porque si me desvías del camino Señor, es porque me salvas de lo que yo no alcanzo a ver. No voy a patalear en cada ocasión que mis planes se frustran, porque es tu mano amorosa guiándome. Gracias por este día, gracias porque hoy, sin duda, te veré actuar”.

Por: Adriana Monroy

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.