Av. Huayacán, a un costado de Residencial Aqua.

7 Maneras de llegar a Navidad

Todos sabemos que la Navidad crea una presión increíble, y puede hacer que tu familia sufra bajo el peso de las expectativas. ¿Cómo lo solucionas? Estoy aprendiendo, año tras año, lo que debo hacer para asegurarme de que los preparativos para Navidad no la arruinen. 

Aquí hay algunas recomendaciones para pasar unas fiestas más tranquilas: 

1. Crea expectativas realistas. Si el secreto de la felicidad son las bajas expectativas, entonces establece expectativas realistas para las fiestas. Toma tus expectativas y córtalas por la mitad. Puede que encuentres algo de alegría en el proceso. 

2. Establece un ritmo razonable. Cuando estaba en la escuela, mi último examen terminaba el 23 de diciembre. Tendría 24 horas para tener todo listo. Llegaría a la Navidad totalmente agotado. Ahora, en teoría, podría comenzar a prepararme en julio, pero todavía tiendo a dejarlo hasta que es demasiado tarde. Un paso sostenible crea una paz sostenible. ¿Y quién no quisiera eso? 

3. Espera lo inesperado. No me gustan las sorpresas, pero la navidad está llena de ellas. Si esperas invitados sorpresa, compromisos sorpresa, interrupciones sorpresa y gastos sorpresa, no estarás tan sorprendido. Y tendrás mucho más gracia. 

4. Acuerda un presupuesto. La paz en la tierra es una cosa. La paz en enero es otra. Si acuerdas un presupuesto para todo 

y para todos por adelantado, reducirás significativamente tu estrés antes de Navidad. 

5. Di no. No tienes que ir a todas las fiestas de Navidad, comprar todos los regalos en la lista de tus hijos o enviar tarjetas a todos tus conocidos. Cuando dices que no a las cosas menos importantes, estás diciendo que sí a lo que más importa. 

6. Descansar. Alguien dijo una vez que el 70% del discipulado es una buena noche de sueño. Hay algo de verdad en eso. Si estás confundido, agotado y enojado, ve a la cama. Eres más amable cuando estás más descansado. 

7. Prioriza el tiempo con Dios. 

Desafortunadamente, una de las grandes omisiones de la temporada navideña es nuestro tiempo personal con Dios. La razón por la que hacemos todo esto es para celebrar a Alguien que te ama. Así que ámalo como Él lo hace. Comienza tu día con Dios y será mucho más probable que lo recuerdes en todos tus momentos. 

Cuando sigo estas siete pautas, la Navidad es mucho mejor. 

Pero no solo es mejor para mí, también es significativamente mejor para todos los que me rodean. 

Leave a comment