Av. Huayacán, a un costado de Residencial Aqua.

Más allá del festejo de las Fiestas

Más allá del festejo de las Fiestas

Para muchos de nosotros, la temporada festiva es un tiempo que se espera con alegría y ansiedad. Claro, nos encantan las celebraciones, las tradiciones familiares, y apreciamos los recuerdos de las fiestas pasadas; pero junto con ellas, añadimos el estrés de la preparación, las expectativas y el miedo a las decepciones o disputas familiares que hemos experimentado en el pasado. Con esto en mente, aquí hay algunos consejos que pueden ayudar a restaurar la cordura de tu familia, y esperamos que sea una temporada festiva agradable y significativa.

1. Establece expectativas manejables.

Dedica un tiempo ahora a establecer expectativas realistas y manejables para tu temporada festiva. Sé realista y sincero con lo que tu familia puede hacer. Haz una lista de lo que es posible y prioriza tus eventos y actividades más importantes para ti y tu familia. Luego, tranquilízate. Organiza tu tiempo.

2. Reconoce el pasado pero mira hacia el futuro.

La vida trae consigo cambios. Cada época de la vida es diferente. Decide disfrutar de esta temporada festiva por lo que es. Reconocer el pasado, ya sea bueno o malo, es apropiado. Pero, si te das cuenta de que este año ha sido difícil y no esperas tener la mejor temporada festiva de todas, trata de no decepcionarte comparando el día de hoy con los «buenos viejos tiempos». Aprovecha las alegrías que la presente temporada festiva tiene para ofrecer.

3. Desarrolla y alienta una vida de gratitud.

La gratitud es un atributo que trasciende las circunstancias. No importa cuáles sean tus circunstancias, hay razones para estar agradecido por ellas. Puede que tus circunstancias nunca cambien, pero tu actitud hacia ellas puede cambiar… y esto puede hacer toda la diferencia. Si deseas ayudar a tus hijos a desarrollar una actitud de gratitud, comienza por hacer que cada miembro de la familia cree listas individuales de «Veinte razones por las que estoy agradecido». Compartan sus listas como familia en Navidad.

4. Haz algo por alguien más.

Una de las formas en que podemos demostrar que estamos agradecidos con Dios por sus muchas bendiciones es ayudar a los demás. Aunque este haya sido un año difícil para ti y para tu familia, ayudar a los demás también te ayudará, ya que tu enfoque pasará de tus propias circunstancias a servir a los demás. Siempre hay personas que pueden usar una mano amiga. Entonces, enriquece esta temporada festiva para tu familia involucrándote en el servicio a los demás.

Por Jim Burns

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.