Av. Huayacán, a un costado de Residencial Aqua.

Lo que Cristo hizo por nosotros

Lo que Cristo hizo por nosotros

Seré directa. Seamos honestos, al menos aquí en México la mayoría de la gente creció con una breve idea de quién es Jesús. Seamos honestos, al menos este mismo de grupo de gente alguna vez vió la figura de Jesús crucificado. Seamos honestos, alguna vez tus padres o una figura mayor te dijo “Jesús murió por ti en la cruz por tus pecados” y a pesar de eso seguiste con tu vida normal. ¿En serio? ¿Nunca tomaste un segundo para reflexionar acerca de esto? Porque… yo no veo que sea común que alguien se sacrifique por ti de esa manera en la que Jesús lo hizo. Mira, pensando una y otra vez en este tema he llegado a la conclusión que crecemos sin poder ver la crucifixión como lo que verdaderamente es porque Satanás NO quiere que entendamos de ello. Ya que es un concepto profundo, es un paso enorme en nuestra relación espiritual una vez que podemos verlo tal como es. Este acto no era forzoso, Dios pudo haber seguido en otros temas, pero mira, que nos ama tanto a ti, a mí, a todos, que ideó un plan perfecto: Jesús. Dios es tan sabio que de una vez aprovechó a traer una luz al mundo: Jesús. Esa misma luz sigue viva, que su vida está plasmada en los cuatro evangelios, los cuales son el modelo de cómo nos deberíamos comportar: Jesús. Una vez que este individuo se puso en nuestros zapatos, vivió lo que cada uno vive día a día en esta prueba y aún así, se comportó como debió. No cedió a la tentación después de haber estado 40 días en el desierto haciendo ayuno y después de ello Satanás se presentó a Él, Jesús no cedió. Después de tantas predicaciones, actos de servicio y dar amor, Jesús llega a sus 33 años, momento en dónde será sacrificado por cada uno de nosotros. Él tenía miedo, Él sabía a lo que iba, a Él le hubiera gustado otra opción, pero no. Jesús siguió los pasos de su Padre. Oró, fue fuerte y siguió adelante. Le pusieron una corona de espinas, lo golpearon, sangró, le colocaron clavos a la cruz, Él tuvo que cagarla y llevarla. En ese camino la gente le insultó, le escupió. Dime: ¿Quién más se ha sacrificado por ti a este nivel? ¿Tú lo harías? ¿Lo harías para perdonar los actos de rebeldía que tus amados te harían y ya sabes de esto desde antes? Es duro de pensar. Tal vez tu primer instinto es decir “Sí”, pero una vez que uno se pone a pensar es más difícil de responder. En este momento incluso yo me estoy cuestionando. Una vez ahí en la cruz, Jesús perdonó a un ladrón y murió. Murió de la forma más dolorosa en esa época. Murió con un motivo y no cualquier motivo, con una razón que hasta hoy en día afecta. Nos afecta a ti, a mí y todas las personas que conoces. Gracias a este acto, estamos vivos, gracias a este acto hemos sido perdonados por cada pecado que hemos hecho, gracias a este acto tenemos una oportunidad de vivir en la eternidad a pesar de haber cometido errores. En vez que tú pagarás por tus pecados, Jesús lo hizo, por amor, porque Él es amor, vino y murió en esa cruz, para que una vez que nos haya perdonado mejoremos, mejoremos más y más al punto de serle un buen siervo fiel. Así es. Después de ese acto venció a la muerte al resucitar. ¿Qué vas a hacer con esa oportunidad que nos han dado? Nadie se sacrifica por ti de esa forma. ¡Aprovecha bien! Espero que al menos este texto te haya puesto a pensar poco más en lo que significa la crucifixión, para que avances en tu relación espiritual.

Por Daniela Ortiz

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.